Juzgado de origen: Juzgado Civil y Comercial N° 5
Fecha fallo origen: 08 de junio de 2015
Fecha del hecho: 17 de julio de 2008
Órgano de Alzada: Cámara Civil y Comercial Sala I
Número de expediente de Cámara:115644
Fecha fallo de Cámara: 07 de abril de 2016

Abstract:

– El daño estético que no incide en la faz laborativa debe ser evaluado al momento de mensurar el daño moral.
– Tiene dicho esta Sala reiteradamente que no existe un tercer género, que el daño es material o moral, y que, por ende el daño psíquico se evalúa dentro de la incapacidad si se demuestra que ha producido un menoscabo de la actividad laboral o productiva de bienes materiales, o dentro del daño moral si afecta la esfera espiritual del individuo, siendo que lo uno no es excluyente de lo otro.


Sexo: M
Edad: 35
Ocupación: GUARDIA DE SEGURIDAD
Porcentaje de resp. de la víctima: 0%

Porcentaje de incapacidad física: 21%
Porcentaje de incapacidad psíquica: 0%

Tipo de Intereses: Tasa pasiva promedio del BCRA desde la fecha del hecho hasta el 18/08/2008 (19/08/2008 la SCBA publicó tasa pasiva digital del BPBA). Luego tasa pasiva digital del BPBA desde 19/08/2008 hasta la notificación de la sentencia de segunda instancia. Luego tasa activa para restantes operaciones del BPBA desde la notificación de la sentencia de segunda instancia hasta efectivo pago.
Indemnización Monto
Valor vida $ 0
Incapacidad física $ 60.000
Incapacidad psíquica $ 0
Incapacidad psicofísica $ 0
Daño moral $ 70.000
Daño estético $ 0
Daños materiales $ 0
Tratamiento psicológico $ 9.560
Lucro cesante $ 0
Privación de uso $ 0
Pérdida de la chance $ 0
Gastos de asistencia $ 3.000
Gastos de traslado $ 500
Gastos funerarios $ 0
Gastos $ 0
Texto completo del Fallo:

Nro de Orden:

Libro: S-195

Juzgado de origen: Juzg Civ y Com N° 5

Expte: SI-115644

Juicio: CONFORTI, PEDRO ESTEBAN. C/ DAHLMANN, MARIA TERESA Y OTS. S/ ··DAÑOS Y PERJUICIOS

 

 

 

En la ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires, a los 7 días del mes de Abril de 2016, se reúnen en Acuerdo Ordinario los señores Jueces de la Sala I de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial Mercedes de la Pcia. de Buenos Aires, Dres. EMILIO ARMANDO IBARLUCIA Y LAURA INES ORLANDO, con la presencia de la Secretaria actuante, para dictar sentencia en el Expte. Nº SI-115644 , en los autos: “CONFORTI, PEDRO ESTEBAN. C/ DAHLMANN, MARIA TERESA Y OTS. S/ ··DAÑOS Y PERJUICIOS”.-

La Cámara resolvió votar las siguientes cuestiones esenciales de acuerdo con los arts. 168 de la Constitución Provincial y 266 del C.P.C.-

1ª.) ¿Es justa la sentencia apelada?

2ª.) ¿Que pronunciamiento corresponde dictar?

Practicado el sorteo de ley dio el siguiente resultado para la votación: Dres. Emilio A. Ibarlucía y Laura I. Orlando.-

VOTACION

A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA, el señor juez Dr. Emilio A. Ibarlucía dijo:

I.- La sentencia de fs. 278/86 es apelada por la parte actora, que expresa agravios a fs. 313/22, los que son contestados por la citada en garantía a fs. 331/35.

II.- Se agravia el actor por estimar bajos los montos indemnizatorios fijados en la sentencia por daño físico y daño moral, y por no reconocer reparación por tratamiento de rehabilitación, daño psicológico y tratamiento psicológico. Se agravia también de la tasa de interés fijada.

1.- Daño físico.

Se queja en primer lugar el actor de que la sentencia aborde en forma conjunta el daño físico junto con el psiquiátrico, pero no especifica concretamente cuál es el agravio que ello le causa, incumpliendo con las exigencias del art. 260 del C.P.C.

Hace hincapié en que le quedó una cicatriz postquirúrgica de 10 cm. por 1 cm. y dice que a causa de ello no podrá sortear exámenes preocupacionales, pero ello no surge de los dictámenes periciales producidos en autos (del perito de oficio, fs. 171/73 y 184; y del perito de la Asesoría Pericial., fs. 243 y 259). Es de señalar que conforme surge del primero de estos informes, la cicatriz es en la línea media del abdomen, por lo que no parece que pueda tener incidencia negativa en un examen preocupacional (art. 474 C.P.C.). Por lo demás, el daño estético que no incide en la faz laborativa debe ser evaluado al momento de mensurar el daño moral, como ha dicho esta Sala en varias oportunidades (causas nos. 108.415 del 31|/08/04, 109.549 del 7/10/05, 115.022 del 12/03/15, entre otras).

En cuanto a la incapacidad, mientras el perito designado de oficio dictaminó un 21 por ciento (fs. 171/73), el perito de la Asesoría Pericial se pronunció por un 10 por ciento (fs. 243). En rigor, de la lectura de ambos dictámenes, surge que sólo le quedó al actor como secuela permanente una reducción de la movilidad de la columna cervical, que perdió convexidad o curvatura anatómica.

Termina la apelante pidiendo que se cuantifique el daño por el método “calcul au pont”, el que, de acuerdo al fallo que cita, considera que debe ser de $ 3.000 el punto. Un simple cálculo aritmético determina que, aún tomando el mayor porcentaje de incapacidad de los dictaminados (21 %), con ese valor arrojaría $ 63.000. El juez ha fijado $ 60.000, que es prácticamente lo que el recurrente pide, con lo cual no se advierte cuál es el agravio (art. 260 C.P.C.).

De todas maneras, si se tiene en cuenta que el perito ofcial dictaminó una incapacidad menor, y las demás consideraciones efectuadas en relación a la cicatriz, la conclusión es que el monto fijado debe ser confirmado (arts. 1067, 1068, 1083 C.C.).

2.- Tratamiento de rehabilitación.

Dice el apelante que la sentencia no reconoce este rubro, lo que no es así dado que claramente el monto fijado en el punto 3°) del considerado II, incluye la suma de $ 3.000 por este concepto (de acuerdo al dictamen pericial). Se impone, en consecuencia el rechazo del agravio.

3.- Daño psicológico.

Se queja el actor de que no se haya considerado este rubro en forma autónoma, diferenciado de la incapacidad psicofísica.

Tiene dicho esta Sala reiteradamente que no existe un tercer género, que el daño es material o moral, y que, por ende el daño psíquico se evalúa dentro de la incapacidad si se demuestra que ha producido un menoscabo de la actividad laboral o productiva de bienes materiales, o dentro del daño moral si afecta la esfera espiritual del individuo, siendo que lo uno no es excluyente de lo otro (SC.B.A., L. 81.159 del 27/11/02, Ac. 77.461 del 13/11/02, Ac. 58.505 del 28/04/98, Ac. 64.248 del 8/09/98, AC. 79.853 del 3/10/01, Ac. 81.161, 23/06/04, Ac. 90.471, 24/05/06, entre otras; esta Sala, causas n° 108.706 y 108.707 del 14/10/04, 108.415 del 31|/08/04, 109.549 del 7/10/05, 109.519 del 9/08/05, ll0.993 del 22/05/07, 112.796 del 10/12/09, 112.798 del 02/03/10, entre otras). Por ende el juez ha hecho bien en no tratarlo como daño autónomo.

4.- Tratamiento psicológico.

Se agravia el apelante de que no se haya fijado una suma por este concepto. Nuevamente el recurrente pasa por alto que en el p. 2°) del considerando II, la sentencia incluyó una suma por este concepto, por lo que se impone el rechazo.

5.- Daño moral.

Se queja el recurrente por estimar exigua la suma de $ 70.000 fijada por este concepto.

El agravio tampoco puede ser acogido dado que el monto fijado es razonable teniendo en consideración el tenor y el tipo de lesiones padecidas, la operación padecida, el grado de incapacidad y la cicatriz, siempre habida cuenta de las sumas fijadas por los tribunales y esta Sala en particular en casos similares (art. 1078 C.C.)-

6.- Tasa de interés.

Pretende el apelante que se fije la tasa activa del Banco de la Provincia de Buenos Aires desde la fecha del hecho hasta el efectivo pago, en lugar de la tasa pasiva establecida.

El agravio no puede ser acogido totalmente dado que es doctrina de la S.C.B.A. que debe fijarse la tasa pasiva (C 101.774 “Ponce” y L. 94.446 “Ginossi”, ambas del día 21/10/09, y C 100.228, “Ferreyra de Zeppa”, del 16/12/09, y posteriormente en numerosas causas, L. 97.098 del 1&12/10, L. 96.687 del 2/03/11, L. 101.697 del 10/03/11, L. 106.685 del 18/04/11, L. 91.573 del 18/05/11, L. 98.486 del 31/08/11, L. 106.056 del 14/12/11, L. 106.693 del 13/06/12), lo que es seguido por esta Sala (causa n° 114.404 del 12/03/13, 114.717 del 22/04/14, 112.127 del 24/06/08, entre varias). No obstante, también ha dicho este tribunal que la doctrina del alto tribunal provincial no enerva la posibilidad de fijar una tasa pasiva que resguarde mejor a la víctima de la depreciación del signo monetario, como asimismo que desde la sentencia definitiva se reconozca la tasa activa (causas n° 114.794 del 05/08/14; 114.877 del 4/09/14; 114.842 del 11/09/14; 114.910 del 16/09/90; 114.979 del 19/09/14; 114.909 del 21/10/14; 114.894 del 30/10/14, 114.997 del 11/11/14, entre otras).

En tal sentido, debe fijarse desde la fecha del hecho 17/07/08), hasta el 18/10/08, la tasa pasiva promedio del BCRA (causas n° 114.717 del 22/04/14, 114.910 del 16/09/14), desde esa fecha hasta la notificación de la presente sentencia la tasa pasiva digital del Banco de la Provincia de Buenos Aires (causas nros. 114.593 del 20/05/15, 115.278 del 15/09/15, entre otras), y desde este último momento hasta el efectivo pago la tasa activa “restantes operaciones” de este banco (causas n° 114.794 del 05/08/14, 115.278 del 15/09/15), lo que así propongo.

III.- Costas.

Dado el progreso parcial del recurso, propongo que las costas de segunda instancia, se impongan en un setenta por ciento a la actora y en un treinta por ciento a la citada en garantía que contestara e l recurso (art. 71 C.P.C.).

Con la modificación propuesta, VOTO POR LA AFIRMATIVA.

La señora jueza Dra. Laura I. Orlando, por iguales fundamentos y consideraciones a los expuestos por el señor juez preopinante, emite su voto en el mismo sentido.

A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA, el señor juez Dr. Emilio A. Ibarlucía dijo:

De acuerdo a la forma en que ha quedado votada la cuestión anterior, el pronunciamiento que corresponde dictar es:

1°.- Modificar la sentencia apelada en cuanto a que desde la fecha del hecho 17/07/08), hasta el 18/08/08, la tasa pasiva promedio del BCRA, desde esa fecha hasta la notificación de la presente sentencia la tasa pasiva digital del Banco de la Provincia de Buenos Aires, y desde este último momento hasta el efectivo pago la tasa activa “restantes operaciones” de este banco.

2°.- Confirmar lo demás que la sentencia decide.

3°.- Imponer las costas de segunda instancia en un setenta por ciento a la actora y en un treinta por ciento a la citada en garantía

ASI LO VOTO.-

La señora jueza Dra. Laura I. Orlando, por iguales fundamentos y consideraciones a los expuestos por el señor juez preopinante, emite su voto en el mismo sentido.

Con lo que se dio por terminado el acuerdo, dictándose la siguiente:

S E N T E N C I A

Y VISTOS:

CONSIDERANDO:

Que en el Acuerdo que precede y en virtud de las citas legales, jurisprudenciales y doctrinales, ha quedado resuelto que la sentencia apelada debe ser modificada.-

POR ELLO y demás fundamentos consignados en el acuerdo que precede, SE RESUELVE:

1°.- MODIFICAR la sentencia apelada en cuanto a que desde la fecha del hecho 17/07/08), hasta el 18/08/08, la tasa pasiva promedio del BCRA, desde esa fecha hasta la notificación de la presente sentencia la tasa pasiva digital del Banco de la Provincia de Buenos Aires, y desde este último momento hasta el efectivo pago la tasa activa “restantes operaciones” de este banco.

2°.- CONFIRMAR lo demás que la sentencia decide.

3°.- IMPONER las costas de segunda instancia en un setenta por ciento a la actora y en un treinta por ciento a la citada en garantía. NOT. Y DEV.-

 


Etiquetas / Voces jurídicas:

Puede seguir el link a fallos relacionados seleccionando etiquetas/voces jurídicas en la siguiente lista: